La alpaca es un animal de la familia de los camélidos de sudamérica, cuyo vellón es una de las fibras más preciadas del mundo en el sector textil. Su población ronda los 3’5 millones de ejemplares, de los que el 75% vive en los andes peruanos, a unos 4.000 m de altitud, donde las diferencias de temperatura entre el día y la noche son tremendas, los que confiere al pelo de estos animales unas características termo aislantes y de calidad únicas. Características de esta fibra de alpaca son: su elasticidad y durabilidad; su suavidad; las propiedades térmicas y aislantes; y su fortaleza y resistencia, lo que hace que una prenda tejida con alpaca dure muchos años.

Miles de familias alto andinas viven en torno al negocio de la alpaca. Los animales se trasquilan una vez al año, obteniéndose aproximadamente 2’25 kg. de fibra por animal. El color varía en una amplia gama que va del blanco hasta casi el negro. La clasificación se realiza principalmente por la “finura” de la fibra; así la “royal” alpaca sería la de menos de 19 micras ( 0’019 mm) de grosor; la baby alpaca, en torno a 22 micras y el huarizo de 29 micras, a partir de ahí están el resto de las fibras.

Las prendas elaboradas con alpaca tienen una bonita caída, un aspecto lustroso y un tacto especial, que te evoca al entorno natural del que provienen.

En Chance tenemos: ponchos, jerséis y chales que harán vuestras delicias, y que pretendemos acercaros de la mano de un importante proveedor que trabaja para grandes firmas en todo el mundo.